4 cosas que haces mal al ejercitarte y provocan que pierdas tu trasero y bubis

Es lamentable pero tus zonas favoritas de tu cuerpo también se irán si no les prestas la atención que también se merecen.

Cuando buscas bajar de peso, lo primero en lo que te enfocas es en cómo lograrás quemar esas calorías que te atormentan, así, decides llevar una dieta que te ayude con eso y una rutina de ejercicios cardiovasculares que provocarán que consigas tu talla perfecta, pero lo que no sabías es que, junto con esas lonjitas también se van tus bubis y tu trasero. ¿Qué?, ¿cómo? Sí, es lamentable pero tus zonas favoritas de tu cuerpo también se irán si no les prestas la atención que también se merecen.

Es importante que también le dediques tiempo a tus dos zonas favoritas, más cuando te estás ejercitando con el único propósito de bajar de peso. Toma en cuenta rutinas de ejercicio que trabajen tus músculos y no te enfoques solamente en quemar grasa, pues tus bubis y trasero se irán junto con ella. ¡Cuidado!

1. No alimentarte adecuadamente

Integra a tu dieta (por lo menos dos veces al día) alimentos ricos en proteína, de este modo conseguirás que tus músculos crezcan y no desaparezcan tu trasero y tampoco tus bubis. Pueden ser alimentos como: huevo con pechuga de pavo, salmón a la plancha sin piel, pescado, carne magra, almendras o nueces, mucha gua, y evita las bebidas azucaradas y con gas.

2. Trabajar sólo con tu grasa y no con tus músculos

Cuando quieres bajar de peso, lo primero que haces es basar tu rutina de ejercicio en puro cardio, el mismo que te ayuda a quemar toda la grasa. Sin embargo, es importante que recuerdes que en esa grasa también está en tus bubis y glúteos, lo que hará que se reduzcan; teniendo en mente esto, es importante que integres movimientos que trabajen con tus músculos para que estos no desaparezcan.

3. No integrar ejercicios de pecho y glúteos a tu rutina

Es importante que, así como trabajas para quemar calorías, también trabajes en el aumento de los músculos de tus glúteos y bubis. Es importante que integres a tu rutina algunos ejercicios que te ayuden a impedir que estas zonas de tu cuerpo desaparezcan, tales como levantamientos de caderas, sentadillas y desplantes para tus glúteos; y ejercicios acompañados con pelotas o peso en tus brazos para mantener tus bubis.

4. No prestarle atención a esas zonas que te gustan de tu cuerpo

Recuerda que tus bubis y glúteos también están conformados de grasa, y si lo que quieres es bajar de peso ellos se irán también junto con tus kilos de más. Así que es importante que los observes más, sobre todo a tu pecho que tiene más probabilidades de disminuir en el transcurso en el que bajes de peso con tu dieta y rutina de ejercicio.

Cultura colectiva