Amamantar durante la cuarentena es completamente seguro

Para las embarazadas y madres que están amamantando, mantener la salud de sus bebés es primordial.

No obstante, las mamás pueden empezar y prolongar con éxito la lactancia materna durante la pandemia siguiendo ciertas precauciones recomendadas.

Es normal que en estos momentos quienes estén embarazadas o amamantando sientan preocupación en relación a la alimentación de los bebes durante la pandemia.

La pregunta más frecuente en estos momentos es: ¿es seguro dar de mamar y alimentar a los bebés con leche materna extraída durante la pandemia de la Covid-19?.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), aconsejan la continuación de la lactancia, ya que hasta la fecha no hay estudios que demuestren la propagación del virus a través de la leche materna, destacando que los beneficios del amamantamiento superan cualquier potencial riesgo de transmisión.

«Las pruebas están profundamente a favor de la lactancia materna. El contacto piel con piel y una lactancia temprana y exclusiva, ayuda al bebé a desarrollarse, por lo que no hay razón para interrumpirla como consecuencia del virus.

«Hasta la fecha, no se ha detectado la transmisión de casos activos de la Covid-19 (el virus causante de la infección) a través de la leche materna ni de la lactancia».

Dar de mamar a los bebés es un proceso completamente natural que a la larga traerá beneficios de salud para las mamás y sus bebés.

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA

La lactancia materna es buena para las mamás. Las hormonas que se liberan en el cuerpo de la madre promueven el bienestar y pueden aliviar el estrés y la ansiedad. Así mismo es buena para los bebés y los protege de muchas infecciones.

Otro beneficio es que la leche materna siempre está disponible. Esto puede ser importante durante las emergencias de salud pública, cuando puede ser más difícil comprar fórmula y otros alimentos.

Si bien este es un momento estresante se debe intentar mantener el optimismo y practicar hábitos saludables para reducir el estrés tanto como sea posible.

Esto incluye dormir lo suficiente, comer muchos alimentos saludables y hacer ejercicio regularmente.

Si esta en periodo de lactancia o a punto de iniciarlo siga estas recomendaciones para hacerlo de forma segura y así evitar una posible trasmisión o contagio del virus:

Lavar las manos con agua y jabón durante un mínimo de 30 segundos antes de tener contacto con el bebé y extraer la leche humana. Secar las manos con papel desechable.Usar mascarilla durante las tomas y el contacto con el bebé.

Descartarla si ésta se humedece.En caso de que la madre no pueda ofrecer succión directa, se debe considerar la posibilidad de solicitar ayuda. Esta persona debe estar sana y ofrecer la leche en vaso, taza o cuchara al bebé.Hablar con el pediatra sobre cómo mantener al bebé sano y qué recursos de ayuda puedan estar a su disposición durante la cuarentena.
Recordar que la lactancia materna es un paso clave para la buena salud del bebé y la mamá, incluso durante la pandemia.