Apunta los alimentos que no deben faltar en un desayuno saludable según los expertos

Para muchos, es la comida más importante del día. Tanto es así que el doctor Leo Cerrud lo define como ‘el rey de las comidas’. Pero, más allá de mitificarlo y de ponerle etiquetas de sobra conocidas, lo que queremos es tomar nota de cómo debe ser un desayuno para que sea sano. Tal y como nos explica María Real Capell (@mariarealcapell), farmacéutica, nutricionista y psiconeuroinmunoendocrina, si analizamos la etimología de la palabra desayuno significa salida de ayuno. El desayuno es la primera comida del día y la que rompe el ayuno de la noche. “Es como ir a la gasolinera, es el momento del día donde se deben aportar alimentos energéticos, es decir, alimentos que sirvan toda la jornada como combustible para esta máquina que es el organismo”, nos cuenta el doctor Cerrud, quien añade que un buen desayuno debe ser lo más completo y equilibrado posible, y ha de incluir, entre otros nutrientes, hidratos de carbono, grasa, proteínas y fibra.


¿Fruta? ¡Sí, por favor!

Este es el mejor momento para consumir fruta, al igual que en el tentempié de media mañana, en opinión del doctor Cerrud, que recomienda, sobre todo la fruta de temporada. “No hay frutas prohibidas. Lo que está prohibido es el abuso y el mono consumo”, nos cuenta. Para la farmacéutica Mar Sieira, la fruta no debería faltar en nuestro desayuno, pues libera la glucosa (combustible del cerebro) de manera gradual y sostenida, mientras que los alimentos con mayor contenido de azúcar como las galletas, te darán un pico de energía que al poco tiempo te harán sentir más cansado. Además, la fruta es, no lo olvidemos, una fantástica fuente de vitaminas y fibra. Laura Parada, nutricionista del centro madrileño Slow Life House recomienda las ricas en vitamina C, que mantendrá fuerte nuestro sistema inmune, y favorecen además la absorción del hierro, si se consumen junto con alimentos fuente del mismo.

La importancia de incluir proteínas

Tal y como nos cuenta Mar Sieira, un desayuno con más proteínas se relaciona con una mejor regulación de la saciedad y, por tanto, con una disminución del apetito. Puedes encontrarla en el jamón o en el pescado, así como en el yogur natural, queso o frutos secos. María Real recomienda las proteínas de calidad, entre las que cita las semillas de cáñamo, el kéfir de cabra (también muy rico en calcio, como el yogur) o el fiambre pavo de calidad (contenido superior de carne del 99%).

Por/Pilar Hernán
Hola.com