Aquí los pasos que siguen tras beatificación de José Gregorio Hernández

Ante la euforia que vive en este momento Venezuela por la aprobación del Vaticano de la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, y por la creencia extendida popularmente de que se le puede rendir culto como si fuera un santo, es propicio aclarar algunas dudas sobre esta etapa, camino a su canonización.

1-¿Qué significa ser Beato?

-Estrictamente para la Iglesia Católica, un Beato es un difunto cuyas virtudes han sido previamente certificadas por el Papa y puede ser honrado con culto. La palabra proviene del latín “beatus” que significa “feliz”. En el sentido que le da la creencia religiosa, se trata de la persona cuya alma ya goza de la bienaventuranza de estar en la gloria del Paraíso.

Según las normas de la Congregación para las Causas de los Santos (Normae Servandae in Inquisitionibus ab Episcopis faciendis in Causis Sanctorum), para alcanzar tal título se debe probar ante diferentes instancias muy rigurosas que se ha producido un milagro gracias a la intercesión del fiel que se pretende beatificar. Cuando se aprueba el decreto de “virtudes heroicas” recibe el título.

2-¿Habrá una ceremonia de beatificación en el Vaticano?

No. Las beatificaciones son realizadas en nombre del Papa, pero no presididas por este. Son un acto del magisterio aplicado a la diócesis concreta y no a la iglesia universal.

Tal declaración se realiza normalmente durante la celebración eucarística y por lo general la hace el prefecto de la Congregación para las causas de los santos, en nombre del Santo Padre.

3-¿Se le podrá ver oficialmente en todas las iglesias del mundo?

No. La exposición de José Gregorio Hernández Cisneros todavía no puede hacerse en todas las iglesias del planeta, ni ser objeto oficialmente de ningún acto de profesión de fe. Únicamente será permitido en el ámbito diocesano más próximo donde se solicitó su beatificación, según informó el Cardenal Porras, “en todas las Diócesis de Venezuela”.

Detalló que serán tomadas de los restos mortales del nuevo beato venezolanos, varias reliquias que serán enviadas a cada una de esas diócesis, así como algunos de sus objetos personales que pasan ahora a ser reliquias.

Para ser venerado en otras diócesis o congregaciones religiosas, fuera de las permitidas, se le deberá solicitar permiso al Vaticano.

En este momento solo le fue concedida a su memoria la condición de “Beato”, que no es más que un paso previo al de ser “Santo”.

4-¿Qué se podrá hacer oficialmente en las iglesias?

-Con la declaración como Beato, solo en las diócesis permitidas por la Santa Sede se le podrá celebrar una eucaristía el día de su fiesta, pidiendo su intercesión por una necesidad personal.

El Cardenal Porras precisó que “está previsto que en cada Diócesis del país haya un santuario diocesano dedicado al beato José Gregorio Hernández”.

5-¿Cuánto falta para que el Beato José Gregorio Hernández Cisneros sea declarado santo?

-Solo un paso, la presentación y aprobación de un segundo milagro. Dos etapas anteriores ya se cumplieron del largo proceso hacia la canonización del ilustre doctor: la primera le dio la categoría de “Siervo de Dios” a la que tiempo después le siguió la de “Venerable”.

Ahora, ya con la tercera que se ha anunciado como “Beato” solo le faltaría aprobar el proceso exigido por la Iglesia católica para concederle el título de “Santo”. Aunque en el sentir, creencia y ánimo de todo el pueblo venezolano -y más allá de sus fronteras- desde hace muchas décadas ya es considerado así.

NAM/El Universal