Así cayó red de contrabandistas de carne que operaba en la frontera entre Colombia y Venezuela

Este 21 de noviembre se realizó un operativo especial de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) en el que capturaron a seis miembros de una red de contrabandistas de carne que operaba en la frontera entre Colombia y Venezuela.

La banda, de acuerdo con La FM, pudo ingresar al menos 384 toneladas de alimentos a Cúcuta y el área metropolitana de forma ilegal.

Gustavo Franco Gómez, director de la Policía Nacional Fiscal Aduanera, aseguró que el desmantelamiento de la banda se dio gracias a un trabajo de inteligencia de seis meses que hizo su equipo. Los uniformados lograron encontrar la ruta de ingreso, el lugar de almacenamiento y los sitios de distribución de la carne de contrabando.

Después de recopilar la información pertinente junto con la Fiscalía, los uniformados llegaron hasta el barrio Antonia Santos en donde almacenaban la carne procedente de Venezuela sin cumplir con los requisitos de salubridad, en estado de descomposición que afecta la salud del consumidor.

Estos productos cárnicos eran vendidos y distribuidos en carnicerías del centro de Cúcuta y en la Central de Abastos, en donde, según inteligencia, lograban vender 30 kilos de carne en un mes; con ganancias por $16 millones en solo una semana.

La frontera con Venezuela es un punto importante para contrabandistas, pues a pesar de que está cerrado el paso fronterizo debido a los casos de Covid-19, en las trochas pasan diariamente toneles de distintos productos de contrabando que son controlados por grupos armados ilegales que se mueven entre Norte de Santander y el Estado de Táchira.

El presidente del Comité de Ganaderos, Andrés Hoyos, habló con RCN Radio e insistió en que el “flagelo del contrabando de ganado en pie y carne en canal deja cuantiosas pérdidas económicas a un gran número de familias de la región, pese a los operativos de las autoridades por las trochas se sigue registrando este delito”.

‘Grave situación en la frontera’

La situación en frontera se mantiene tensa. Al menos 500 venezolanos, que estaban en Colombia a la espera de ser autorizados por Venezuela para regresar, intentaron tomar el pasado miércoles a la fuerza el Puente Internacional Simón Bolívar para volver al lado de los suyos, informaron fuentes oficiales.

Migración Colombia dijo en un comunicado que “cerca de 500 ciudadanos venezolanos, que permanecían en Colombia a la espera de una autorización por parte de Venezuela para regresar al lado de los suyos, intentó tomarse el Puente Internacional Simón Bolívar, en la población de Villa del Rosario, en Norte de Santander”.

El Puente Internacional Simón Bolívar, principal paso fronterizo entre Colombia y Venezuela, se vio completamente lleno de gente que cargando bultos, maletas y bolsas, intentó pasar hacia el país petrolero.

Migración Colombia dijo que la situación fue controlada por la Policía y también explicaron a los venezolanos que “permanecer apostados sobre el puente representaba un riesgo para su integridad, ya que las condiciones climatológicas de la zona podrían ocasionar un desastre”.

Igualmente, les indicaron que el riesgo de estar en el puente es mayor si se tiene en cuenta que sobre el Simón Bolívar hay unos contenedores puestos por el régimen venezolano que bloquean el paso de los automotores, lo que representa una “carga adicional”.

Sin embargo, la autoridad migratoria colombiana indicó que “el 80 % de los extranjeros abandonaron la infraestructura y personal de Migración Colombia adelanta gestiones con las autoridades migratorias de Venezuela para que se permita su ingreso a ese país”.

Igualmente, Migración hizo un llamado a los venezolanos para que “mantengan la calma y no expongan su vida en medio de la pandemia y de condiciones climatológicas adversas”.

Por/Infobae