Capitán de la Guardia bastante ebrio asesina a tiros a sargento de su misma compañía en El Callao

Una vez que se atiborró de aguardiente, su actitud hacia su compañero de menor rango cambió radicalmente al punto tal de asesinarlo. Es el caso de un capitán de la Guardia que se hizo acompañar de su víctima, un sargento primero, durante todo el día. Acudieron a un sitio, donde el superior ingirió aguardiente, luego fueron a otro expendio y ya cuando el capitán estaba bastante afectado bajo los efectos etílicos, asesinó al sargento. Se precisa que dos súbditos más habrían sido testigos.

Se investiga los pormenores del hecho. La Unidad de Investigaciones de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) ya instruyó una comisión para indagar lo que ocurrió en este homicidio tan extraño.

TESTIGOS SERÁN INTERROGADOS PARA VERIFICAR LO QUE PUDO HABER LLEVADO AL CAPITÁN A COMETER EL CRIMEN CONTRA SU SÚBDITO, QUIEN LE ACOMPAÑÓ EN TODO MOMENTO. TESTIGOS MENCIONARON UNA DISCUSIÓN ENTRE VÍCTIMA Y VICTIMARIO, PERO ESO NO ESTÁ CONFIRMADO.

Cabe destacar, que ambos pertenecen a la compañía militar que labora en el Puesto de Atención al Ciudadano (PAC) La Iguana, en la localidad de El Callao, municipio del mismo nombre, estado Bolívar.

El reporte preliminar refiere que el día domingo, 25 de julio, el capitán, identificado como: Juan Carlos Arcaya, quien además funge de comandante de ese PAC, salió del punto de control hasta un lugar cercano y se hizo acompañar del sargento y víctima: Carlos Veliz Sánchez y dos efectivos de tropas. Testigos revelaron que se dirigieron hacia una gallera, donde Arcaya comenzó a ingerir licor (cerveza) y posteriormente salieron de la gallera con destino a otro expendio donde el capitán Arcaya siguió consumiendo.

Es en ese segundo lugar cuando el capitán –por razones que se están investigando- le efectúa los dos disparos que cegaron la vida al sargento primero.

De tal modo que, la Inspectoría General del Ejército, recibió la novedad, acudió al lugar de los hechos, confirmó el homicidio y dio parte al CICPC, al Fiscal Militar y al Comando Superior de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

En ese sentido, se procedió a relevar a todo el personal de guardia que se encontraba ese día en el PAC La Iguana y se abrió la investigación.

NAM