Carmen Meléndez rechaza “manipulación política” que afecta relación con Trinidad

La ministra de Relaciones Interiores, la almirante en jefe Carmen Meléndez, informó que las causas del accidente marítimo en el que murieron más de 30 migrantes venezolanos en ruta hacia Trinidad y Tobago, se debió a la sobrecarga de la embarcación y a que los pasajeros navegaban sin las mínimas condiciones de seguridad, en medio de un fuerte oleaje.

Este es el resumen que hace el gobierno de las investigaciones policiales y forenses que se han adelantado con el fin de aclarar una tragedia que no solo enluta al pueblo de Güiria, sino a todo el país, debido a que se trata de un hecho que desvela al extremo la tragedia cotidiana que viven millones de venezolanos, obligados a salir del país por la crisis económica y social.

El comunicado de la titular de Relaciones Interiores señala que los 41 viajeros iban a “pasar las fiestas navideñas junto a sus familias y otros iban a trabajar en puestos previamente concertados”, sin aclarar las condiciones migratorias de estas personas, sobre todo luego que el gobierno de Trinidad y Tobago ha realizado varias deportaciones de venezolanos.

“La principal causa del naufragio fue la sobrecarga de la embarcación tipo peñero de fibra de vidrio, que teniendo una capacidad para 8 personas y un peso máximo de 2 toneladas, trasladaba a 41 personas y un peso aproximado de 4 toneladas. Adicionalmente no contaban con chalecos salvavidas ni los implementos necesarios para la navegación”, señala Meléndez.

La funcionaria añadió en su comunicado que el viaje se realizó en medio de olas de entre 2 y 3 metros de altura.

“Es importante destacar que la embarcación zarpó de un lugar ilegal y en horas nocturnas, con la intención de evadir los controles marítimos establecidos por los organismos de seguridad de la República Bolivariana de Venezuela”, precisó.

La titular de Relaciones Interiores dijo que el gobierno ha reforzado los controles marítimos para que este tipo de hechos no se repita, así como garantizó el apoyo social integral para las familias, “acompañándolas en su dolor por estas pérdidas irreparables en tan lamentable accidente, incluyendo las comunidades donde hacían vida, toda nuestra solidaridad para el pueblo de Güiria”.

Así mismo, la ministra no dejó escapar la oportunidad para rechazar “la manipulación política de sectores extremistas que, sin consideración alguna del dolor de las familias venezolanas que perdieron a sus seres queridos, han utilizado la imagen y memoria de los fallecidos, en su pretensión de afectar la estabilidad del país, así como las adecuadas relaciones de coordinación entre los gobiernos de Venezuela y Trinidad y Tobago”.