Ciclismo trujillano enlutado por muerte de Darwin Araujo en Perú

El ex pedalista profesional nativo de Valera, quién siempre representó a su entidad Trujillo, falleció en Perú tras ser arrollado en su bicicleta y pasar casi un mes en estado de coma

El trujillano Darwin José Araujo, un destacado y apreciado ex ciclista profesional que el 28 de este mes cumpliría 37 años

Tras pasar casi un mes en estado de coma en un centro hospitalario del Perú luego que sufriera un trágico accidente en su bicicleta, falleció Darwin José Araujo, ex pedalista profesional, quien siempre representó a su estado natal, Trujillo.

El oriundo del sector El Valle de San Luis del municipio Valera, perdió la vida cuando hacía uno de los paseos acostumbrados junto a sus amigos por las calles de Lima. Fue víctima del peligroso tráfico de la capital inca, cuando un autobús lo embistió y lo hizo impactar contra el pavimento, perdiendo el conocimiento. Estuvo en coma durante varios días, pero este martes 1 de junio su buen corazón se detuvo.

Próximo a cumplir 37 años (28 de junio), Araujo fue muy apreciado en su entorno y en el ambiente ciclístico, por su sencillez. Hace aproximadamente año y medio cruzó la frontera, fue otro de tantos venezolanos que buscó su estabilidad económica en país ajeno.

Estuvo en el ciclismo élite nacional hasta el 2011, año en el que decidió dedicarse de lleno a su familia y a trabajos sin vinculación con la disciplina deportiva. Fue un corredor de velocidad, ganador de medallas con selección Trujillo en la modalidad de pista.

En la ruta sin ser netamente un esprinter, siempre mostró una buena punta de lanza en los embalajes. De hecho se erigió como campeón de ese renglón en la Vuelta a Carúpano 2010.

Siempre se le recuerda por el segundo lugar que obtuvo en una llegada a Arapuey (estado Mérida), tras un peleado sprint que le ganó al tachirense José Chacón. Pero realmente su mejor logro fue establecerse como un valioso gregario en sus equipos, principalmente fue parte de la escuadra Fundación Nelson Cabrera.

Un integrante fijo de las representaciones locales en la desaparecida Vuelta a Trujillo. Participó en tres ediciones de la Vuelta a Venezuela (2006, 2007 y 2009) y en una de Vuelta al Táchira (2011).

Ex compañeros lo recordaron. Compartió en sus escuderías con muchos de su generación como el hoy entrenador Daniel Medina. “Fue a emprender en otro país como muchos otros venezolanos”, dijo con gran tristeza el Director Técnico del Jajó-Indet-Trujillo.

“Salió con su bicicleta, sin casco y bueno le pasó eso”, lamentó Medina con profundo dolor, al tiempo que su declaración sirve como mensaje para todos esos practicantes de este deporte que salen a hacer recorridos sin el importante implemento de protección. “Gran persona, un muchacho muy humilde, callado. En aquel entonces lo bautizamos como Ramiro”, recordó con cariño parte de las bromas que se hacían entre amigos.

Darwin Araujo (el primero de derecha a izquierda) con uno de los equipos con los que representó a Trujillo

También tuvo de compañeros a corredores como Julio Herrera, Carlos Sáez, Carlos Ochoa, Xavier Quevedo, Pedro Sequera, Daniel García Jr, José Ramos, Wilmer “Gavilán” Vásquez y tantos otros. Herrera, otro referente del ciclismo trujillano, tanto como atleta activo como entrenador, también mostró su tristeza y recordó a Darwin Araujo. “Apenas me enteré, que triste. Si me habían contado que estaba por allá en coma, con su esposa que lo estaba ayudando”, comentó.

“Cuando yo llegué al estado Trujillo ellos fueron los que me recibieron, cuando estaba Exar Balza con el equipo Fundación Nelson Cabrera. Ese chamo era de Motatán,”, contó Herrera sobre la etapa en que el nombrado ex presidente de Satrud (ahora Indet) tuvo a su cargo el equipo ciclístico con apoyo gubernamental.

Gracias a su carrera de atleta recibió de parte de esa gestión deportiva regional, un apartamento en Motatán, el cual compartió con su esposa y tres hijos. Esa fue su última residencia en Venezuela.

“Ese chamo fue bueno, él fue conmigo a la Vuelta a Venezuela 2009. Ese chamo me ayudó bastante, siempre estaba buscando el agua, como yo siempre iba para la raya a embalar, pues el siempre ayudaba. Un buen gregario pues, tremendo corredor”, resumió con nostalgia el ahora categoría master.

Fuente: DLA