Colegio de Médicos del Zulia: Venezuela no está preparada para la vacunación

El Colegio de Médicos del estado Zulia se pronunció sobre el inicio de la campaña de vacunación contra el COVID-19 en Venezuela. Estiman que el país no está preparado para un proceso masivo de inmunización.

El presidente encargado del gremio médico zuliano, Juan Carlos Velazco, expresó que ante una situación tan delicada que vive el país en medio de esta pandemia, deben prevalecer los criterios profesionales, científicos y éticos, ante cualquier intención  de politizar el asunto.

Según Velazco, Venezuela no está preparada para la realización de un plan masivo de vacunación contra la pandemia por muchas razones que de inmediato pasó a destacar:

«El Sistema Nacional Público de Salud no tiene capacidad de respuesta ante la magnitud del reto de una vacunación masiva, se amerita de un Plan Integral con una excelente captación, preparación y capacitación técnica del personal que trabajaría en todo lo relacionado con la vacunación, la logística de manipulación del producto y garantizar la cadena de frío que en el caso de la vacuna requiere temperaturas superiores al menos 18 grado y en Venezuela solo hay entre 10 a 12 equipos de refrigeración, de igual forma no se cuenta con transporte y los espacios de almacenamiento«.

El líder gremial considera que «el régimen ha jugado lo que se puede llamar, utilizando términos deportivos, posición adelantada con el anuncio de la campaña de vacunación» porque ya conocía que desde la oposición se estaban adelantando las diligencias ante la Oficina de Control de Activos del gobierno norteamericano para liberar la licencia de unos fondos destinados a la adquisición de vacunas a través de la Plataforma COVAX, que ya las tiene certificadas por los organismos respectivos en esta materia.

«Allí estaba incluido el adelanto de 18 millones de dólares que serían dirigidos de manera directa por las agencias humanitarias y poder recibir en los próximos días el primer lote de vacunas de unos dos millones 400 mil dosis de vacunas;  estando en conocimiento el gobierno de la prontitud de esas gestiones se adelantó a anunciar el inicio de la campaña con cien mil dosis solamente que finalmente solo alcanzaran para inmunizar a cincuenta mil personas porque cada individuo requiere dos dosis«.

Velazco censuro también otro anuncio de Maduro según el cual Venezuela ha adquirido diez millones de vacunas Sputnik cuya fecha de llegada al país no precisó, pero que sería en los próximos meses, y por casualidad en el día de ayer también, el gobierno ruso ha emitido unas declaraciones según las cuales ese país no tienen capacidad para atender la demanda de otras naciones y se van a dedicar es a atender a los suyos.

«Por cierto, apunto, que Maduro habló de doscientos millones de dólares y sacando unas cuentas matemáticas costaría cada dosis unos veinte dólares cuando el precio en el mercado internacional es de seis dólares. Se nota una clara diferencia de catorce dólares por vacuna, y esto debe explicarlo claramente el gobierno«.

Velazco exhortó al Gobierno Nacional «a dejar la improvisación con tan delicado asunto para la vida del país y buscar, más bien, un acuerdo donde estén involucrados todos los factores que tienen capacidad de participar en la realización de un plan bien ideado como son la Academia Nacional de la Medicina, la Academia de Ciencias, Física y Matemática, las sociedades Médicas Venezolanas, de manera que con el concurso de estos sectores y el propio gobierno se elabore un plan muy bien acabado que garantice que la campaña de vacunación se realice de acuerdo a los estándares internacionales y el pueblo sea inmunizado finalmente y en el menor tiempo posible para evitar que continúen las muertes a causa del COVID-19«.

«El gremio médico zuliano censura los privilegios asomados por Maduro en su alocución al citar entre los primeros vacunados a Diputados de la Asamblea Nacional electa el pasado seis de diciembre, a los activistas del partido oficialista que presuntamente participan en las acciones de vigilancia que no están calificados como personal de alto riesgo como es el caso de los médicos que se enfrentan diariamente con cientos y miles de contagiados, cuyas consecuencias las vemos con cerca de cuatrocientos miembros del personal de salud que han muerto contagiados«.

Velazco puntualizo que «las vacunas  deben ser aplicadas tomando en cuenta la población en riesgo y no los intereses políticos. El personal de salud debe ser siempre prioridad pues son ellos quienes están en primera línea de batalla. Ni la salud ni las vacunas deben ser usadas como mecanismo de control social y político«.

«Es imperativo  que las vacunas sean administradas y distribuidas  por agencias humanitarias como OPS y UNICEF. Aquí no hay más margen para la improvisación«, concluyó.