Conoce la historia del joven contador público de Caja Seca que decidió emprender y no emigrar

Entre los pasillos del mercado municipal de Caja Seca de lunes a lunes, con un filtro sobre la estructura de un viejo coche de bebé y una pizara que invita al público al consumo de una rica y única chica de Chocolate; el joven Anderson González, contador público, toma las riendas de un nuevo emprendimiento.
El joven de 25 años, apostó por un futuro en su tierra y se negó a emigrar. Con argumentos sobre la realidad de los jóvenes profesionales en Venezuela, este muchacho, se reinventó y lanzo al mercado zuliano una rica chicha que el mismo prepara con un ingrediente diferente como es el chocolate; aderezo que es procesado con sus propios manos y bajo la creativa ayuda de su abuelo.
Durante la entrevista Anderson explicó que » Yo soy contador público, pero estaba estancado en mi casa esperando un trabajo bien pagado, pero la realidad del país es que ninguna empresa va a pagar un sueldo que dignifique nuestra carrera, por ello decidí emprender en mi pueblo ofreciendo un producto único, rico e indicador «Mi Chicha de Chocolate». Dijo González
El tema de emigrar a otros rincones fuera de Venezuela para este jóven no está dentro de sus planes. «Irme del país a llevar maltratos y violencia, no!!!…. Prefiero seguir trabajando desde este pueblo, con toda mi pasión; los emprendimientos no son fáciles pero la disciplina, la constancia son escenciales para enfocarnos en lo que queremos». Mencionó el chico
Para finalizar, Anderson invito a la población a probar su chica de Chocolate a un precio muy accesible !!!
Por/Jhonatan Díaz