Continúa búsqueda de niña de cuatro años raptada en Táchira

Los organismos de seguridad están desplegados en la zona norte del Táchira, en búsqueda de Antonella Guadalupe Maldonado Roa, niña de cuatro años, secuestrada el 1 de enero, en el barrio Pérez de Tolosa, de San Juan de Colón, municipio Ayacucho.

La pequeña fue raptada por parte de desconocidos, a bordo de un vehículo blanco, quienes preguntaron por la niña que se encontraba con su tío, los secuestradores le exigieron que la entregara, al negarse accionaron un arma de fuego en su contra, resultando el familiar herido de bala en la cara.

Los captores, al lograr apoderarse de la infanta y someter a los presentes bajo amenazas de muerte, emprendieron la huida con rumbo desconocido.

La información fue confirmada por las redes oficiales de la alcaldía de Ayacucho y el protector del Táchira, Freddy Bernal, quien publicó la foto de la menor, alertando a los organismos sobre lo ocurrido.

En el sitio se apersonó una comisión del Conas para dar inicio a las averiguaciones inherentes al esparcimiento de los hechos y, así mismo, activaron un plan de cierre de la ciudad, con la participación de todos los organismos acantonados en la zona, Politáchira, Policía Nacional (PNB), Guardia Nacional (GNB) y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), para minimizar las rutas de escape.

Freddy Bernal puso a disposición el número telefónico del Gaes Táchira, por si alguien tiene conocimiento sobre el hecho, 0412-1144151.

Asimismo, el obispo de la Diócesis de San Cristóbal monseñor Mario Moronta, a través de un audio pidió a los captores dejar en libertad a la pequeña.

«Hago un llamado a aquellas personas que raptaron a la niña Antonella, para que no solamente se conviertan y dejen de hacer el mal, sino que la devuelvan sana y salva. Nadie es dueño de la vida y las personas, solo Dios», expresó.