Denunciaron «vicios» en el proceso judicial; familiares y colegas exigen libertad para médicos detenidos

Familiares y personal de salud de El Vigía manifestaron su repudio calificando de viciado el proceso judicial que se le sigue a los médicos Ramón Izarra y Miguel Acuña, exigiendo la pronta liberación de los galenos. Jornada realizada el pasado viernes mientras se realizaba la audiencia preliminar al Dr. Izarra por otro caso del fallecimiento de un niño de 7 años.
María Izarra, hija de uno de los galenos, señaló que «es inaudito que a su papá y al doctor Acuña sean enjuiciados por homicidio intencional cuando todo médico busca es defender, prevalecer, restablecer y mejorar la salud de todo paciente». «No puede ser que se le enjuicen como unos vulgares criminales, exigimos justicia y que sean juzgados en libertad», acotó el familiar.
Al respecto, exigen que «se apliquen las leyes como es debido y cese la violación de los derechos humanos de estos galenos».
Explicó la hija de Izarra que existe una persecución con intenciones oscuras en contra de estos profesionales, pues «la paciente fue tratada como fue debido y no falleció en el quirófano, fue operada con éxito, a los días regresó, se le trató motivado que no mejoró su condición, se le refiere al Iahula. No fue trasladada a tiempo por sus familiares, llegó con retraso al hospital universitario donde fue operada tres días después de su ingreso por otros médicos. No muere tampoco en el quirófano del Iahula, sino luego de varios días».
Por su parte la médico cirujano Karla Izarra, también hija del doctor Izarra, denunció que este caso se «ha llenado de muchos vicios, con respecto a la investigación y el proceso administrativo que sigue la fiscalía.
Mencionó que su padre «tiene 39 años de ejercicio médico, prestándole servicio a las comunidades de El Vigía y la Panamericana y haciendo obras sociales para que sea vejado y difamado por personas, a través de los medios y redes sociales de manera injusta».
Izarra aseveró que condenan estos hechos y exigen que se les dé el debido proceso judicial y se les otorgue el derecho a la legítima defensa, exigiendo la revisión a la medida de privación de libertad». Además, acotó que se «hizo una exhumación del cadáver y no se le notificó a los involucrados, situación que va en contra de la norma». Asimismo, no les han permitido tener acceso a las historias clínicas de la paciente en el Iahula.
En relación a este otro caso, donde el año pasado falleció un niño de 7 años de edad, luego de una operación de hernia umbilical, señaló la hija de Izarra que «la autopsia no determinó las causas de la muerte del niño, lo que sí informó la autopsia, es que su deceso no fue a consecuencia de la operación», por lo que exigió que se haga una investigación a fondo.
El doctor Kalin Paz médico internista y la doctora Amarilis Colina, mostraron su indignación sobre el caso, el cual dijeron es inédito tanto en el estado como en el municipio. «A nadie se le cabe en la cabeza que un médico en ejercicio, haga un homicidio intencional cuando lo que hace es un acto de ayudar a un paciente». «No sabemos que intenciones hay detrás de esto para dañar la imagen y el prestigio de los galenos», Ramón Izarra quien es cirujano general y pediátrico y ecografista, mientras que el doctor Miguel Acuña, gineco obstetra.
Los manifestantes realizaron un grafitazo al frente del Palacio de Justicia junto a otros médicos y personal de salud durante todo el día.
Catarine Castro
Foto: CC