Dictaminó el Tribunal de Control Nó 1; privadas de libertad sin directora del hospital general de El Vigía y una estudiante de medicina por venta de vacunas anticovid

En horas de la tarde de este viernes el Tribunal de Control Nó 1 del Circuito Judicial de El Vigía, dictó privativa de libertad durante la audiencia de presentación de una médico y una estudiante del último año de medicina integral, al hallar «pruebas» que implican a estas profesionales en la venta de vacunas anticovid e insumos médicos.
A la doctora quien es subdirectora del Hospital General «Hugo Chávez Frías» y coordinadora de salud de la alcaldía local, le presentaron cargos por los delitos de corrupción propia, peculado doloso propio, procuración de utilidad ilegal en actos de administración pública, reventa en la modalidad de cómplice y agavillamiento.
Mientras a la estudiante les presentaron cargos por reventa, corrupción propia, peculado doloso, procuración de utilidad ilegal en actos de la administración pública y agavillamiento.
La defensa de las imputadas alegó que no había evidencias  sobre la venta de vacunas motivado que al momento de la aprehensión, no se les halló evidencias sobre lo que se les acusa.
Según trascendió de la parte de la defensa, solicitarán la libertad de las detenidas luego de un lapso de 45 días cuando se cumpla el lapso de ley porque no existe ningún delito cometido de lo que se les acusa.
De fuentes no oficiales trascendió que se investiga la complicidad en el caso de otros profesionales de la salud del centro hospitalario.
Asimismo, se conoció que el pasado jueves en la noche, cuerpos de seguridad allanaron la vivienda de la subdirectora del hospital, ubicada en la parroquia Héctor Amable Mora donde hallaron en el cielo raso del techo, medicamentos e insumos presuntamente del hospital, por lo que fue detenido preventivamente un familiar quien también es médico del centro asistencial. Sobre este caso se mantiene hermetismo y no se han conocido mayores detalles al respecto por parte de los cuerpos de seguridad y autoridades.
Catarine Castro
Foto: CC