En Honduras; Melvin Barahona aspira llegar al congreso para emprender planes que desarrollen su país

Con ideas frescas y un firme propósito en pro de buscar alternativas que encaren proyectos tangibles, Melvin Eduardo Barahona Herrera,  presenta su nombre y su disposición para llegar hasta el congreso de Honduras y desde allí trabajar en pro del colectivo

Melvin Barahona, actualmente es precandidato para ocupar un escaño en el congreso de Honduras, representando al departamento Cortês, y en este proyecto quiere involucrar a quienes, como él, desean hacer un cambio para mejorar el bienestar de los hondureños.

Barhona Herrera nació hace 39 años en la ciudad de El Progreso, en el municipio del Departamento de Yoro, hijo de Pedro Antonio Barahona y María Ernestina Herrera, segundo de 4 hermanos. Su ciudad natal es la quinta más poblada de Honduras y la región más importante en esa área en cuanto a comercio e infraestructura se refiere, mas sin embargo, sus inquietudes políticas están íntimamente ligadas a la zona de Cortés, uno de los dieciocho departamentos que comprenden la República de Honduras, cuya capital es San Pedro Sula, la segunda ciudad del país.

En la conversación que sostuvo el candidato con la redacción de LOULTIMODIGITAL.COM, destacô que desde muy joven se ha dedicado al trabajo. “Asumî la responsabilidad de apoyar a mis padres y por ese motivo comencé a laborar muy temprano en la vida, estudiando la secundaria en jornadas de noche como le ha tocado a muchos que quieren superarse”, señaló.

Afirma que no contento con los logros que había alcanzado en cuanto a su educación, decidió, como muchos otros jóvenes de su país, buscar fortuna en otros lares, y emprendió la aventura de viajar ilegalmente a los Estados Unidos, donde trabajô por algún tiempo.

“Ya estaba casado con la mujer con la que compartirê mi vida para siempre, Ana Hurith Alvarenga Ardon”, comentô nuestro entrevistado. “Mi aventura de pasar a Estados Unidos estuvo motivada por la necesidad de buscar un mejor futuro para mi pequeña familia”, afirmô.

Dijo que después de algunos contratiempos en los Estados Unidos, decidió regresar voluntariamente a Honduras y establecerse definitivamente al lado de Ana Hurith, con quien ha procreado tres niñas.

Nos confió también que esa experiencia de haber vivido en Estados Unidos le valió una oportunidad de oro en su país, donde una empresa transnacional le hizo una oferta de trabajo. “En esa compañía desarrolle mis habilidades en el campo de la industria y el área de los controles internos administrativos, lo que me permitió más adelante abrirme camino hacia nuevas metas”.

Otro detalle interesante de su experiencia de vida es que, durante su educación superior, decidió tomarse un tiempo con el único propósito de ayudar a su esposa, para que terminara sus estudios y obtuviese un título como Licenciada en Gerencia de negocios.

Estima que fue una excelente decisión, porque una vez que su esposa se graduó, entre ambos se propusieron establecer un plan de trabajo que les permitiera conjugar sus experiencias, y al poco tiempo, una empresa muy importante que desarrollaba un modelo de franquicias a nivel nacional les brindó la oportunidad y la confianza de representar su marca en Puerto Cortés. “Así lo hemos estado haciendo hasta la actualidad, generando empleos directos e indirectos en nuestro municipio”.

En cuanto a su disposición de incursionar en la política, dice que lo motiva su deseo por desarrollar planes de mejoramiento social. Revela también que no está alejado de esta actividad porque su padre, Pedro Antonio Barahona, siempre estuvo ligado al Partido Liberal, una organización con más de 130 años de presencia política en Honduras.

Su candidatura cuenta con un amplio apoyo a través de un movimiento denominado “Recuperar Honduras”, que según nos reveló reúne a cientos de jóvenes emprendedores en el país, “todos ellos dispuestos a poner de manifiesto sus experiencias, con tal de desarrollar un nuevo modelo económico, más inclusivo, proponer leyes para que el sistema de educación y salud sean renovados y no tengamos estos sistemas colapsados y obsoletos”.

“Buscaré ser el representante del pueblo y la voz de una sociedad que está sumergida en la pobreza por el mal manejo de los recursos económicos, vamos a trabajar porque Honduras sea el país que todos los hondureños necesitamos”, apunto. “Tengo la fe puesta en Dios y en la fuerza del pueblo que tiene el poder de decidir a quién quiere que los represente, si me dan su voto de confianza trabajaré incansablemente hasta lograr el objetivo que es recuperar Honduras”. Concluyó diciendo

Fuente/LoÚltimoDigital.com