En Pueblo Nuevo El Chivo; Comercialización del plátano está en cero

Sin poder ganarse el pan diario para sus familias, se encuentra un numeroso grupo de personas de Pueblo Nuevo El Chivo en el municipio Francisco Javier Pulgar del estado Zulia, al no poder comercializar el plátano, principal rubro de producción de la zona.
El problema se suscita por la poca llegada de camioneros compradores del oro verde ante la situación que se vive de escasez de combustible y falta de políticas de incentivo de parte de la alcaldía
La denuncia la formuló Arlen Romero, dirigente de Voluntad Popular en la localidad quien manifestó ver con preocupación la situación todas las mañanas en la Plaza Los Plataneros de El Chivo.
Indicó que tanto los arrumadores, carreteros, revendedores y los compradores de cestas no tienen trabajo, debido a la falta de compradores.
Además de la falta de gasolina y gasoil en la zona, los elevados costos del pago de guías y salvoconductos por parte de la alcaldía, es otra desventaja.
Las personas se regresan sin nada porque no llega casi nadie a comprar. Mientras, ni la alcaldía ni el concejo municipal hacen algo para incentivar el comercio.
Romero ante esta situación,  propone cinco puntos para reactivar la economía local, cómo bajar los costos de los impuestos de las guías y salvoconductos, crear Pico y Placa de lunes a domingo para que las unidades que les toque ese día circular, sean exonerados de impuestos municipales. Todo esto para incentivar la comercialización de toda la producción agrícola local.
Aseveró Romero que en la alcaldía se deben crear campañas publicitarias en torno al plátano, principal rubro que produce el municipio, el cual mueve la economía de esta localidad.
Señaló el dirigente que el ente público debe coordinar enlaces con otros organismos públicos y privados que promuevan la compra-venta del oro verde.
Romero indicó que son muchas las estrategias que se pueden hacer para ayudar a los pobladores de Francisco Javier Pulgar a seguir adelante ante tantos problemas que padece este municipio.
Catarine Castro
Foto: Cortesía