Estado de Virginia abolirá la pena de muerte

Los legisladores de Virginia aprobaron este lunes abolir la pena de muerte en el Estado que más ejecuciones ha instrumentado en la historia de Estados Unidos. No solo eso: se trata también del primer Estado del sur del país, donde se concentran los territorios partidarios de la pena capital, que lo hace. La medida solamente requiere la firma del gobernador para entrar en vigencia.

Cuando el gobernador, el demócrata Ralph Northam, rubrique el proyecto de ley y esta entre en vigor, Virginia será el 23º Estado en abolir la pena de muerte, quedando vigente en otros 27 (incluidos el Gobierno federal y la justicia militar).

Los republicanos locales opusieron resistencia, al considerar que la medida deja sin reparación a las víctimas y a sus familiares, y que determinados tipos de delitos son tan terribles que no permiten otra opción. Una senadora republicana se sumó a los representantes demócratas en la votación.

Desde que el Tribunal Supremo de EE. UU. reinstaurase la pena capital en 1976, Virginia ha ejecutado a 113 personas, el segundo número más significativo después de Texas. Este triste porcentaje se debe, según la citada ONG, a la combinación de defensas endebles y las normas procesales más draconianas del país, en virtud de las cuales se negaba a los condenados cualquier revisión de reclamaciones que sus abogados interpusieran con defecto de forma, incluso cuando, por causas ajenas al acusado, su defensa incumplía los plazos de presentación.