Fedecámaras – Zulia califica negativamente el mes 14 de la cuarentena

Fedecámaras-Zulia emitió este miércoles un comunicado en el que hacen un balance de los sucesos que afectaron a los empresarios en mayo. “Culminamos el mes número 14 de una cuarentena que ha arrasado la economía zuliana, en este epílogo de esta serie lamentable, expresamos nuestro profundo dolor por todas las muertes que esta pandemia ha ocasionado, hemos perdido muchos familiares y amigos”.
En el texto destacan que hace algunos días el Gobierno nacional comenzó un limitado plan de vacunación, restringido por la falta de recursos, sin embargo, impide que el sector privado tenga acceso a importar las vacunas contra el COVID-19, que con un plan organizado y eficiente lograría inmunizar alrededor del 25 por ciento de la población.
“Desconocemos las razones para tomar esta acción que impide salvar vidas de nuestros trabajadores. El Plan de Vacunación de Fedecámaras, hoy más que nunca continua vigente”, recordó la cúpula empresarial.
Los empresarios calificaron como una “calamidad de proporciones gigantescas” la situación del combustible en Zulia, pues es un bien inalcanzable para el sector productivo y para la población en general.
“Queda sólo el recuerdo del principal estado productor de petróleo del país, aquellas estaciones de servicio donde la actividad de surtir gasolina o diésel era una rutina que se hacía en minutos se han convertido en verdaderos centros de agonía colectiva en donde los lapsos de espera se computan en días. Nuestras refinerías están apagadas, y con ellas la economía del país, con una infraestructura instalada de más de un millón de barriles diarios para refinación, con un consumo interno que no llegaba a 500 mil barriles, jamás pensamos que estaríamos en esta situación, hoy la movilidad de las cargas de alimentos y medicinas está comprometida, la figura fantasmal del desabastecimiento asoma nuevamente su perfil, la situación del diésel en nuestra región amerita solución inmediata”, reclamaron los dirigentes empresariales de la entidad.
Desamparo
La misiva destallan que en mayo la inseguridad “se salió de control”, por el aumento en las extorsiones, toma de predios agropecuarios y secuestros, una modalidad que había disminuido notablemente en el estado
“No vemos una respuesta adecuada por parte de las autoridades responsables de enfrentar estos flagelos, en algunos casos solo nos indican la falta de recursos para hacer su trabajo, es vergonzosa la situación de la seguridad en el estado”, aseguran.
Especifican como evidencia de la denuncia los recientemente hechos ocurridos en el municipio La Cañada donde grupos de la delincuencia organizada penetraron en una finca solo para enviar un mensaje al propietario para que este aceptara la extorsión, dejando un saldo de un trabajador herido y otro fallecido.
“Las fuerzas militares y policiales no están exentas de la violencia, así como ocurrió en el municipio Santa Rita donde fue tomada, por grupos de la delincuencia organizada, una unidad de la Guardia Nacional dejando pérdidas humanas que también lamentamos y nos solidarizamos con las familias de las víctimas; esta situación no es nueva en los municipios Santa Rita, Miranda, y Baralt y pudo haberse prevenido”, destaca la carta.
Hacen énfasis en las incursiones de grupos irregulares colombianos en los municipios fronterizos Machiques, Rosario, Semprún, La Cañada y Catatumbo, que abren la puerta a actos criminales en la zona, con impunidad y en ocasiones colaboración de algunas autoridades, lo que se traduce en altos índices de inseguridad rural y urbana.
Los servicios
Manifestaron que en mayo se incrementaron los cortes eléctricos, tanto por fallas en el sistema como por racionamiento, la subregión Sur del Lago, compuesta por cinco municipios asumió la peor parte, racionamientos de hasta siete horas diarias, con elevadas temperaturas, difícil situación en esta zona, otrora emporio agrícola y pecuario.
“Sin embargo pese a las adversidades, nuestros empresarios continúan manteniendo sus predios agropecuarios, industrias y comercios en pie, esperanzados en la búsqueda de salidas a una crisis que casi acaba con el sector”, detalla el comunicado.
En el resto del Estado el racionamiento se mantiene entre dos a cuatro horas diarias en algunos municipios.
Recuerdan que faltan pocos días para finalizar la emergencia económica que decretó Willy Casanova, alcalde de Maracaibo, en atención a los requerimientos del empresariado de ese municipio; sin embargo, las causas que generaron la emergencia no desaparecen.
“Invitamos a la administración municipal a revisar los trece puntos de las propuestas realizadas por las cámaras del municipio, entendemos la necesidad de recursos para financiar la gestión municipal, cuyas obras son necesarias, pero asfixiando al pequeño y mediano empresario solo disminuirá la recaudación tributaria, esto es un hecho varias veces estudiado y confirmado en distintos países con economías sólidas”, recalcan.
El gremio empresarial manifiesta su esperanza para que se reactive la conectividad aérea entre Maracaibo y Caracas. “Esperamos se concrete lo más rápido posible; es muy importante la conectividad con Caracas para la solución de muchos problemas en nuestro sector y en general de la población”.
Fedecámaras – Zulia recordó que continúan su trabajo para impulsar el desarrollo de Zulia. “En los próximos días tendremos la renovación de autoridades de esta Institución, atendiendo a nuestra práctica arraigada de la alternancia como valor fundamental, estamos seguros de que el próximo Comité Ejecutivo continuará la defensa del sector y afrontará con optimismo la reconstrucción de nuestro aparato productivo regional, uno de las más pujantes del país en otras épocas, deseamos todo el éxito posible al nuevo equipo”.
Con información de Foco Informativo