Fiscalía pide 9 años de cárcel al líder de Samsung

La fiscalía surcoreana solicitó este miércoles nueve años de cárcel para el heredero del imperio Samsung, Lee Jae-yong, quien está siendo juzgado de nuevo por su participación en la trama de corrupción de la expresidenta Park Geun-hye.

La fiscalía considera que el vicepresidente y líder de facto del gigante tecnológico sobornó a la amiga de la expresidenta Choi Soon-sil, apodada la «Rasputina», dentro de una amplia red de favores que escandalizó al país y desencadenó la salida del poder y el encarcelamiento de Park.

Los fiscales consideran que estas maniobras permitieron a Lee obtener favores del Gobierno en su consolidación como máximo responsable del grupo, y reclaman nueve años de cárcel al tratarse de una figura de alto perfil y con objetivo de sentar un ejemplo para el país, según recoge la agencia local Yonhap.

Lee había sido condenado a cinco años de cárcel en agosto de 2017 por los sobornos dirigidos a obtener un trato favorable de las autoridades, malversar fondos, ocultar activos en el extranjero y cometer perjurio.

Sin embargo, en febrero de 2018 un tribunal de apelación redujo su condena y le permitió abandonar la cárcel, aunque su caso volvió a dar un nuevo giro en agosto de 2019, cuando el Supremo decidió imputarle nuevos cargos.

El empresario está siendo juzgado además por otra instancia de Seúl, por los cargos de fraude contable y manipulación de precios de activos bursátiles cometidos supuestamente durante la polémica fusión de dos compañías del grupo en 2015.

A esa fusión de 2015 se le atribuyen varias irregularidades, entre ellas un supuesto delito de fraude contable cuyo objetivo era consolidar el liderazgo de Lee poco después de que su padre, el presidente del grupo Lee Kun-hee, sufriera un infarto que le dejó en coma hasta su fallecimiento el pasado octubre.

NAM/EFE