Gobierno de Biden cree en salida negociada para crisis en Venezuela

El Gobierno de EEUU no ve una solución “mágica o sencilla” a la crisis en Venezuela y defiende un enfoque multilateral que amplíe el consenso en favor de un proceso que lleve a elecciones libres y justas en ese país, dijo este lunes Juan González, asesor especial de seguridad del presidente Joe Biden.
González fue uno de los ponentes en la primera jornada de la sexta Conferencia Hemisférica de Seguridad, un evento virtual organizado por el Instituto de Políticas Públicas Jack D. Gordon y el Centro Kimberly para Amérca Latina y el Caribe, pertenecientes a la Florida International University (FIU).
González, director a cargo del Hemisferio Occidental en el Consejo Nacional de Seguridad de EEUU, no se refirió concretamente a los esfuerzos de Juan Guaidó, el opositor al que EEUU y otros países reconocen como presidente interino de Venezuela desde 2019, por entablar una negociación con vistas a acabar con la crisis humanitaria y política en ese país.
Pero, tras subrayar que el presidente Biden idnció públicamente que Nicolás Maduro es un dictador y a la vez ha apoyado al pueblo venezolano “dentro y fuera de su país”, indicó que el Gobierno de EEUU piensa que la salida debe ser “negociada” y el proceso que conduzca al restablecimiento de la democracia en Venezuela, “pacífico”.
Los Gobiernos de Colombia y Guyana, países lindantes con Venezuela, estuvieron representados por los consejeros presidenciales en materia de seguridad Rafael Guarín y Gerry Gouveia, respectivamente, los cuales apuntaron a la “dictadura” de Maduro como una amenaza directa a la seguridad a nivel global.
Ambos coincidieron también en que la diplomacia y el multilateralismo son las vías para enfrentar la amenaza, que tiene muchos ángulos: desde los desafíos que plantea el éxodo masivo de venezolanos a la presencia de organizaciones terroristas y de crimen organizado “ampliamente comprobada” en Venezuela.
“Dependemos de las relaciones bilaterales y multilaterales que tiene Guyana para que ellos (Venezuela) no avancen más”, dijo Gouveia, quien afirmó que su país está en la “línea de fuego” de su vecino y enfrenta amenazas desestabilizadoras en un momento en el que se le abre un nuevo umbral económico por el descubrimiento de petróleo en su territorio.
Guarín dijo también que la salida en Venezuela está en la cooperación internacional para tomar una “decisión política y práctica” que no signifique “legitimación alguna del régimen de Maduro”.