Grupo de Contacto rechaza el CNE designado por el TSJ

El Grupo Internacional de Contacto para Venezuela lamentó la forma como el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), designó a los nuevos integrantes del Consejo Nacional Electoral (CNE) sin la participación de la Asamblea Nacional (AN) y consideró que el nombramiento «socava la legitimidad» del ente comicial y las próximas elecciones que se realicen en el país.

El comunicado del Grupo Internacional de Contacto, que se redactó por iniciativa de Uruguay, resaltó que la designación de los nuevos directores del CNE contraría lo que señala la constitución venezolana y «reduce aún más las garantías necesarias para la realización de un proceso electoral justo y transparente que posibilite un retorno a la vigencia plena de las instituciones democráticas en Venezuela».

El Grupo Internacional de Contacto reiteró su postura según la cual la solución a la crisis que vive actualmente Venezuela debe ser la vía «electoral, democrática y pacífica».

Igualmente, exhortó a quienes detentan el poder en el país a que eviten tomar medidas que «tornen inviable dicha solución», al tiempo que hizo un llamado «a todas las partes a retomar a la mayor brevedad negociaciones sustantivas e inclusivas hacia la consecución de dicho objetivo».

Finalmente, el Grupo Internacional de Contacto reiteró su disposición a formar parte de los esfuerzos que realice la comunidad internacional para alcanzar una salida democrática y pacífica al problema de Venezuela.

La declaración fue acordada por los siguientes miembros del Grupo Internacional de Contacto, por la Unión Europea: Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia; además del Reino Unido. Por Latinoamérica: Ecuador, Costa Rica, Panamá y Uruguay.