La cuarentena y el sexo: ¿Se puede o no se puede intimar en tiempos de coronavirus?

En este nuevo escenario, planteado a partir de la pandemia, profesionales responden a la pregunta clave sobre las relaciones sexuales en época de aislamiento

Por/ El Día

Este espacio no se puede abstraer de lo que está sucediendo a nivel mundial y local, con la expansión del coronavirus, que está afectando nuestra vida cotidiana.

Claro que muchas personas ya se habrán hecho esta pregunta: ¿Es conveniente tener relaciones sexuales durante la cuarentena? No es una cuestión menor y los países a los cuales la enfermedad ha llegado primero ya se plantearon ese interrogante. En los medios argentinos aún no se ha hablado demasiado de este aspecto, por eso aquí trataremos de aportar las palabras de profesionales que se refirieron a este tema.

El diario inglés The Guardian contactó a tres expertos idóneos y el primer punto que atendieron fue si el coronavirus se puede transmitir sexualmente: “No vemos indicios de eso, la principal vía de contagio es respiratoria, seguida de tocar superficies contaminadas”, especificó  la doctora Jessica Justman, y el doctor Carlos Rodríguez-Díaz acotó: “Besarse es una práctica común durante el sexo y el virus puede transmitirse por medio de la saliva”.

Si bien es cierto que hasta el momento no se comprobó que el COVID-19 se pueda transmitir a través de los fluidos sexuales, resulta algo obvio que por el hecho de que no se transmita mediante una relación sexual propiamente dicha, las personas no se puedan infectar mediante una práctica sexual con su pareja que incluya otro tipo de comportamientos, que exceden la penetración y van desde el sexo oral hasta lo más “simple”: un beso, una respiración o una caricia.

Por lo tanto, se retoma la pregunta clave: ¿se puede o no se puede intimar en tiempos de pandemia? “Si un miembro de la pareja está infectado, lo ideal es mantener la distancia el máximo posible”, es la recomendación de Justman, mientras que la opinión de la doctora Julia Marcus es que “las personas sin síntomas y que no ha estado en contacto con infectados, es otra historia. El sexo es una buena manera de divertirse y liberar ansiedad durante una época muy estresante”.

En este aspecto se debería realizar una aclaración pertinente: si bien ahora el confinamiento es prácticamente total, debido al decreto del Presidente de “aislamiento social preventivo y obligatorio”, durante estos días previos sin saberlo pudimos haber contraído la enfermedad, por lo tanto es recomendable “abstenerse de tener relaciones sexuales con la pareja”, porque no se puede saber si se ha producido una infección, porque durante la incubación no se presentan síntomas. Aunque sea difícil, esta recomendación debería extenderse a todo el mundo, exceptuando las parejas que hayan resultado infectadas y tengan que cumplir juntos la cuarentena: tomemos el famoso caso del actor Tom Hanks y su esposa Rita Wilson, que no deberían haber tomado precauciones ya que ambos estaban en la misma situación.

“El sexo ocasional debería decaer en las próximas semanas”, es el agregado de Rodríguez-Díaz en torno a la posibilidad de intimar con nuevas personas durante este complejo escenario.