La seguridad digital es cada vez más necesaria

El 30 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Seguridad de la Información. La celebración surgió en 1988 con la aparición del primer caso de malware de propagación en red que se registró en el mundo conocido bajo el nombre de «Gusanos de Morris».

Este día sirve para recordar a todas las personas la obligación y necesidad que tienen de proteger sus datos de cualquier tipo de acción fraudulenta que puede ocurrir en el espacio digital.

Proteger la información

El primer caso de malware de propagación en red que se registró en el mundo afecto al 10% de las maquinas conectadas al Internet de aquel entonces que era Aparnet.

Esta iniciativa de la Association for Computing Machinery (ACM) persigue el concientizar sobre la importancia de la seguridad de la información, de los sistemas y entornos que operan en ella.

En la actualidad la mayoría de la información sensible de las empresas se encuentra en internet más específicamente en las diferentes nubes.

Por este motivo cada año muchas empresas llevan a cabo actividades que permiten entrenar al personal para que procuren un nivel adecuado de seguridad en sus datos y los de la empresa.

Los empleados y trabajadores son los primeros responsables de asegurar estos datos y no compartirlos por ningún otro medio que pueda poner en riesgo la información y seguridad de la compañía.

Seguridad digital para todos

Existen un conjunto de herramientas diseñadas para que las personas aprendan a mantener la información digital de forma segura.

Hay procesos para aprender a modificar actitudes y percepciones, tanto de las organizaciones como de los individuos, con el fin de desarrollar en los usuarios una idea de importancia sobre la seguridad de la información.

Así se busca demostrar los grandes problemas que ocasiona el desconocimiento o la desobediencia de las normas de seguridad de la información.

Aprender a reconocer cuándo los sistemas de información son vulnerables puede salvarnos de fraudes, ataques y robo de datos que manejamos en nuestro entorno digital.

Todos estamos expuestos y podemos ser víctimas de un ataque de seguridad digital. Estas son las recomendaciones para mantener la información y datos de forma segura:

  • Gestione bien sus contraseñas: No solo se trata de poner una contraseña difícil en cuanto a longitud, sino también que no guarde tanta relación con la persona. Por lo menos no una relación tan obvia como la fecha de nacimiento, número de cédula de identidad o fechas de aniversarios.
  • Puede variar la contraseña en los diferentes portales. No se recomienda tener una sola para todo.
  • Actualice siempre el software: Aunque parece tedioso cada cierto tiempo debe actualizarse la pc, laptop o nuestro sitio web. Estas actualizaciones crean parches en brechas que ha dejado libre la versión anterior y que pone en riesgo nuestros datos.
  • No descargue todo de cualquier sitio: los cibernautas tienen por costumbre descargar todo lo que lo que es gratuito y por eso sin pensarlo mucho le dan a descargar.
  • En los correos electrónicos pueden tener un archivo adjunto que parece interesante. Debe asegurarse que el sitio web o remitente es seguro y luego descargue el contenido.
  • El teléfono móvil también es un ordenador: gestione su móvil tal como lo hace en su PC. Es decir, descárgale un antivirus y cuide los sitios a los que accede con él.