Maduro y Díaz-Canel intervendrán en la Cumbre Iberoamericana

El Presidente, Nicolás Maduro y el jefe de Estado de Cuba, Miguel Díaz-Canel, intervendrán de forma telemática en la Cumbre Iberoamericana de Andorra el próximo miércoles 21 de abril, informaron este jueves fuentes del Gobierno español.
El foro en esta ocasión tendrá un formato híbrido debido a la pandemia de Covid-19.
Díaz-Canel encabezó la representación de Cuba en la cumbre de Veracruz, en México, en 2014, como vicepresidente al delegar en él el entonces líder del país, Raúl Castro.
También Maduro asistió a algunas cumbres, como la de Asunción, en Paraguay, de 2011 y la de Mar de Plata, en Argentina, del año anterior, si bien lo hizo como canciller en representación del entonces presidente Hugo Chávez.
No participará en Andorra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ni tampoco está previsto que lo haga el de México, Andrés Manuel López Obrador, al que representará su canciller, Marcelo Ebrad, según las fuentes.
SIN BOLSONARO
En el caso de Bolsonaro, ha declinado tomar la palabra como rechazo a la administración de Maduro, toda vez que no se ha invitado a la cumbre al líder opositor venezolano Juan Guaidó, al que algunos países reconocen como «presidente interino».
Los participantes son convocados a la Cumbre Iberoamericano por el país anfitrión, ente caso Andorra.
A esta cita sólo asistirán de forma presencial los jefes de Estado y de Gobierno de España, Portugal, República Dominicana y Guatemala, además del país anfitrión, mientras que el resto de participantes lo harán por videoconferencia.
Además del rey Felipe VI y del jefe del Gobierno de España, Pedro Sánchez, estarán el presidente y el primer ministro de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa y António Costa, respectivamente.
También Alejandro Giammattei, el presidente de Guatemala, país que organizó la cumbre anterior, y Luis Abinader, el de República Dominicana, que tomará el relevo de Andorra el próximo año.
La cumbre en el país pirenaico estaba programada para el pasado mes de noviembre, pero decidió aplazarse como consecuencia de la crisis sanitaria con la esperanza de que pudiera ser íntegramente presencial, lo que finalmente se descartó.
Fuente/La Verdad