Más de 90 venezolanos atraviesan “a todo riesgo” el Río Grande con sus hijos en brazos

Jorge Ventura, reportero del Daily Caller, estuvo el miércoles en Río Grande, Texas. Desde allí grabó para las cámaras de su medio cuando más de 90 migrantes venezolanos cruzaron las aguas del caudal para llegar a suelo norteamericano, pero en esta ocasión sorprendió que había muchos niños.
Los policías estatales ayudaron a los migrantes antes de que comenzara el procesamiento. Una vez en suelo estadounidense, algunos de los migrantes besaron el suelo y rezaron al cielo. Un migrante le dijo al Daily Caller que estaba feliz por haber logrado su objetivo de llegar al país norteamericano.
Estos grandes grupos de migrantes hacen que la patrulla fronteriza dedique varias horas en procesar y transportar familias en lugar de proteger la frontera.
“Todos los agentes son actualmente de patrulla fronteriza debido a la cantidad de drogas que ingresan a los Estados Unidos”, dijo Art Del Cueto, vicepresidente del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza.
Al menos 125 personas procedentes de Venezuela ingresaron entre el 9 y el 11 de mayo a territorio estadounidense siguiendo la misma ruta. Entre octubre y marzo, los agentes se encontraron con más de 68 mil migrantes, cuatro veces más que en el mismo período del año pasado.