Muere arrollada niña de tres años en el puente sobre el Lago de Maracaibo

Una tragedia se registró el pasado martes en horas de la noche, en el punto de control del peaje Punta de Piedra del Puente Sobre el Lago de Maracaibo, luego que una niña de 3 años, de nombre Joely Antonella Yánez Angulo, muriera arrollada mientras a su madre, un GNB le intentaba quitar 50 dólares para dejarla pasar, informaron familiares de la víctima.
Se conoció que una mujer, su hermana y tres niños, ayer en la tarde, arribaron a Maracaibo desde Colombia, pero su destino final era el sector Canta Rana I, alojado en la carretera Falcón-Zulia, municipio Santa Rita. Habían abordado un taxi para trasladarse hasta esa zona de la Costa Oriental del Lago, pero, al llegar al puesto de control de la GNB, en el referido peaje, ocurrió la fatalidad.
El taxista, luego de cancelar el peaje y recorrer apenas 50 metros, recibió una orden para que estacionara el carro a la izquierda. Un efectivo militar les solicitó la documentación a todos y ordenó que se bajaran del automotor.
Relató uno de los familiares de la niña, que por circular a esa hora de la noche y, presuntamente, por no tener algunos documentos en regla, un efectivo militar le solicitó a la madre de la niña 50 dólares para dejarlos continuar la marcha.
Cuando la mujer hablaba con su hermana sobre el requerimiento de los 50 dólares, la niña se apartó del grupo y atravesó el otro canal de circulación. En ese momento un auto, del cual sólo se sabe que es pequeño, la atropelló, quitándole la vida en el acto.
El conductor no se detuvo y huyó, dejando en plena vía a la infante muerta. La madre de la pequeña, al verla sin vida, entró en un estado de desesperación. Dijeron que por estar atareada con los efectivos de la GNB, ocurrió esa fatalidad.
El cuerpo de la pequeña fue levantado del pavimento por funcionarios de la PNB y trasladado a la morgue forense de Maracaibo.
Los parientes de Joely Yánez, responsabilizaron a los de la GNB por lo ocurrido y dijeron estar dispuesto a llevar el caso hasta sus últimas consecuencias
Con información de NAD