Muere venezolana en Argentina tras ser baleada en su vivienda

Primero sujetaron a Aylin delante de sus tres hijos. La arrastraron hasta la habitación y le dispararon directo a la cabeza.

Lo mismo le hicieron a Campis Bermúdez, la pareja y padre de los hijos de Aylin, que también resultó herido de un disparo que le rozó la cabeza. Los atacantes escaparon y las víctimas llegaron con vida al hospital. El hombre fue operado para quitarle un plomo de una bala que le quedó alojado entre el cuero cabelludo y el cráneo; y se encuentra fuera de peligro y recuperándose.

Los hijos de la pareja quedaron al cuidado de la prima que vivía con ellos y que, a su vez, también es madre de un nene.

Responsables del asesinato

Hasta los momentos no se conoce quienes fueron los responsables del ataque, ni los motivos por los cuales se ejecutó, según informaron fuentes de la investigación.

La única pista fue el vehículo Fiat Siena negro con el techo gris en el que llegaron los agresores, del que perdieron su rastro camino a la Ciudad de Buenos Aires.

La hipótesis del ajuste

Si bien los investigadores no pueden descartar que se haya tratado de un robo, las hipótesis estarían relacionadas a un ajuste de cuentas. ¿Por qué? Los agresores planificaron el ingreso al domicilio, fueron directamente a atacar a la pareja y apuntaron a matar.

Según trascendió, entre las variables analizadas apuntan a una deuda vinculada a venta de drogas o a un “préstamo” de 4 mil  dólares que la familia utilizó para migrar de Venezuela y radicarse en la Argentina.

Por ello, sospechan que haya un vínculo con las víctimas y quienes ordenaron el ataque desde su país natal. Aunque la hipótesis de la deuda no conforma a los investigadores que, por la gravedad del hecho, apuntan a otras pistas.

La pareja había llegado al país hace solo tres meses, por eso otra de las versiones apuntarían a que podrían haber migrado escapando de las amenazas desde Venezuela.

Algunos vecinos del barrio habían “señalado que en la última semana se observaron varios autos de alta gama circular frente al domicilo” de las víctimas, según Télam.

La investigación quedó en manos del fiscal Nicolás Filippini, de la UFI N° 1 de Morón. En las últimas horas modificó la calificación legal de la causa a “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.