#OPINIÓN ‘Hacia el 2021’ (Francisco Arias Cárdenas)

Tiempos nuevos empuja este 2020. Buenos tiempos para el pueblo y un gran compromiso para los gobernantes. Ahora enfrentaremos el gran reto de la estabilidad…

Vamos hacia el cierre de un año que ha estado durante casi todo su transcurrir, en nuestra patria y en el mundo, cargado del suspenso, de afectaciones en la vida diaria, marcado por una pandemia terrible como el Covid-19. Millones de contagios, millones de muertos son evidencia de la debilidad, de la fragilidad de nuestra especie y nos han hecho dudar de los logros que nos llenaban de prepotencia en la ciencia médica y en la tecnología en general.

Como referencia empezamos a consultar experiencias sobre la “peste española” y otras tragedias humanas que parecían tan de aquellos tiempos. Nos vemos frágiles y débiles, encerrados en nuestras casas, cuidándonos de nosotros mismos y de nuestros seres queridos, cambiando los patrones de conducta aprendidos, lejos de reuniones y jolgorios. Viendo partir personas conocidas, cercanas y miembros de nuestra propia familia. Así mismo, reflexiones sobre el medio ambiente y las afectaciones que han causado los excesos cometidos contra la madre naturaleza.
Hemos aguardado la “vacuna”, como el milagro que va a permitirnos seguir siendo como antes. Aprendizaje de vida está situación de la pandemia, que aún no termina y del que cada uno seguro sacará experiencias vitales, pero que sin duda ha marcado la existencia de nuestra época.
Por otra parte este mismo año, el cambio presidencial en Estados Unidos, posiblemente también marcado por la situación de la pandemia, ha generado al menos una otra expectativa para nuestra Venezuela.
Luego de cuatro años de un extremismo irracional donde lograron los políticos del entreguismo amarrarse en el propósito del interés imperial del gobierno saliente de EEUU, para la agresión, para la destrucción irracional del país con el bloqueo y el saqueo de los bienes nacionales.
Soplan vientos nuevos para la relación con la potencia imperial. De respeto en las diferencias y recomposición de una relación que no puede frenar la libertad de relación de Venezuela con el mundo.
Finalmente la Asamblea Nacional. Tenemos un nuevo parlamento, con una gran responsabilidad. Nos la entregaron con su ausencia, pero la asistencia de políticos racionales, que saben que el camino es la lucha cívica, le da todo el valor que le otorga la Constitución Nacional.
Tiempos nuevos empuja este 2020. Buenos tiempos para el pueblo y un gran compromiso para los gobernantes. Ahora enfrentaremos el gran reto de la estabilidad, de la superación de la situación de postración y logro de los objetivos, de paz, de vida digna que lograremos en conjunto con dedicación y honestidad para articular las respuestas que debemos dar a los venezolanos en pro de su bienestar, producto del trabajo conjunto que nos permita al fin ser la patria fuerte y amada que nos cobije a todos, diferentes, y en tranquilidad.
Bienvenido el 2021 de consciencia y de humanidad.
@panchoarias2012