Remedio eficaz y de rápido resultado para reducir cicatriz queloide

Después de un golpe, una herida o una incisión por cuestiones médicas llega la cicatriz. A veces, en el proceso de curación, nuestro sistema inmune se pasa de rosca y hace que esta crezca y mute en queloide. Así debes actuar, según los expertos, para que sane más rápido y con menor formación de tejido cicatricial.

Cuando una herida está en proceso de curación, nuestro organismo se activa para reparar todos los tejidos, tanto internos como externos. Las cicatrices son la respuesta orgánica y efectiva para la curación, su aparición es necesaria. Pero si en el proceso, la herida segrega demasiados factores de crecimiento, provocará el crecimiento anormal de la cicatriz. Esto se conoce como ‘queloide’.

En concreto, las cicatrices queloides se forman por una producción excesiva de colágeno durante el proceso de cicatrización que provoca un abultamiento en la cicatriz y un color más rosado de lo normal.

La aparición de este tipo de cicatriz es difícil de prevenir ya que hay personas con cierta predisposición genética a los queloides, a menudo se transmiten de padres a hijos. Muchas personas ni siquiera caen en que debajo de esta cicatriz se ha formado un queloide y descuidan su tratamiento.

Sin embargo, los expertos aseguran que las marcas de las cicatrices pueden mejorar (mucho) si sabemos cómo tratarlas. Por ejemplo, con parches reductores y cremas cicatrizantes. Te contamos los pasos a seguir para que no vaya a más.

Para evitar la formación de una cicatriz queloide durante el proceso de cicatrización, es importante tener algunos cuidados, como utilizar protector solar todos los días y usar cremas o pomadas recomendadas por el dermatólogo cuando la piel esté cicatrizando