Sur del Lago desde sus corazones encienden las fiestas de San Benito de Palermo

Las Fiestas de San Benito de Palermo se celebran en los estados Zulia, Mérida y Trujillo, entre finales de noviembre y se extienden hasta entrado el mes de enero.

Aunque no se manejan cifras oficiales de sus seguidores, el culto y el fervor a este santo se ha extendido por todo el occidente del país llegando a estados del centro occidente como Lara y Yaracuy, que desde el 27 de diciembre se unen a esta popular celebración.

El culto a San Benito de Palermo fue introducido en el siglo XVII por la orden franciscana, como medio de evangelización a los esclavos africanos que trabajaban en las plantaciones al Sur del Lago; por ello se fija Bobures como el epicentro que irradió su veneración hacia la cuenca del Lago de Maracaibo y los estados andinos. Incluso la veneración al santo negro o santo moro llegó a los estados Lara y Yaracuy.

San Benito, también conocido como el Moro, fue hijo de negros esclavos manumisos. Nació hacia 1525 en el pueblo siciliano de San Fratello, y murió a finales del siglo XVI (1589) en la ciudad de Palermo.

Tradiciones de las Fiestas de San Benito de Palermo

Como muchas de las tradiciones venezolanas las Fiestas a San Benito se caracterizan por un sincretismo cultural y religioso que mezcla las raíces indígenas, africanas y europeas que componen el folklore venezolano.

La danza ritual conocida como Giros de San Benito, ejecutadas en los Andes venezolanos, consiste en bailar alrededor de un palo de cintas, tejiéndolo y destejiéndolo con movimientos graciosos y preciosos. Los giros se hacen ante la imagen en una ceremonia de saludo llamada Danza de Frente, y luego continúan ejecutando otras figuras.

En Mucuchíes, los Vasallos de San Benito danzan sin cesar, agitando una maraca con la mano izquierda, entrechocan sus bastones y golpean con ellos el suelo.

En la población del Estado Trujillo la celebración se inicia en diciembre con un rosario cantado, para el cual se coloca la figura del santo junto a los santos del pesebre, si el dueño de la casa le tiene devoción. Luego se realizan tres ceremonias (La Gaita, El Juego de la Botella, La Ofrenda) destinadas a ofrendar al Santo Negro.

Por su parte en el occidente del país también se rinde su tributo al Santo Negro, San Benito de Palermo.  En el sur del Lago de Maracaibo, estado Zulia, en poblaciones como Gibraltar, Bobures, Palmarito, San José y Santa María, los Chimbángueles o Chimbangles son la forma de expresión por excelencia.
Los Chimbangles están formados por un grupo de ocho personas, tamboreros y los respaldo de un aproximado de 20 Vasallos. Los tambores se clasifican en tambor mayor, medio golpe, respondón, requinta y tambor segundo.

Las Fiestas de San Benito Palermo se le asocia con la comida, pues se destacó en la cocina. Incluso circula la leyenda que nació con tez clara y luego de un accidente en el fogón se quemó y su piel quedó tostada.