¡Tome nota! | Los aportes del berro al organismo

Los expertos en nutrición recomiendan el consumo de berro, lechuga, acelgas, espinacas. Las hortalizas de hoja verde permiten una enorme variedad de usos culinarios: crudas, en caldos, ensaladas, cremas, salteados, entre otros. Además, son parte fundamental de una dieta sana y equilibrada, ya que aportan vitaminas, fibra y otros nutrientes beneficiosos para el cuerpo.

El berro se encuentra en  rotes tiernos de la familia de las crucíferas como las coles o los grelos. Se cultivan durante todo el año, aunque la época en la que están más tiernos es otoño e invierno.

Se consume tanto la hoja como el tallo y su sabor es fresco y picante, parecido al de la mostaza. Para seleccionar los mejores berros, es recomendable escoger manojos verdes, turgentes y frescos sin daño en las hojas y rechazar los mustios o amarillentos.

Laura González, responsable de Nutrición y Salud de Nestlé, dijo que “los berros, igual que el resto de verduras, son bajos en energía y ricos en fibra, aunque las cantidades que se suelen consumir son relativamente pequeñas por su relación peso-volumen”.

También son ricos en vitaminas como la A, K, C, en ácido fólico, manganeso y aportan calcio y potasio.

La experta advierte que aunque los que se comercializan están cultivados en aguas controladas, el berro silvestre que crece en aguas contaminadas puede tener parásitos. Estos afectan el hígado o el sistema digestivo.

La forma más frecuente de consumirlos es en ensaladas, solos o mezclados con otras verduras y aderezados con diversas salsas.

¿Hortalizas o verduras?

González explica que las verduras son las hortalizas cuyas partes comestibles son las partes verdes como hojas y tallos.

Sin embargo, el término se usa comúnmente para referirse a las hortalizas en general.

Las verduras que se suelen encontrar en el mercado son lechugas, espinacas, canónigos, berros o coles, entre otras.

Son alimentos, en general, de bajo aporte de energía y se caracterizan por ser fuentes naturales de potasio, manganeso, niacina y vitaminas C y K.