Una mujer de 68 años del norte de Italia es el primer caso sospechoso de COVID-19 en Puerto Rico

Asi lo informaron este domingo las autoridades de la isla en una conferencia de prensa, la gobernadora de la isla, Wanda Vázquez, y el secretario de Salud, Rafael Rodríguez, informaron de que la mujer y su pareja están en aislamiento en un hotel del área metropolitana de San Juan.

En las próximas 24 a 48 horas, dijo Rodríguez, se conocerá si tiene el citado tipo de coronavirus ya que la prueba no está disponible en la isla y ha de ser enviada a Estados Unidos.

Se calcula que está semana ya estén disponibles las pruebas en Puerto Rico.

Agregó que la mujer llegó en el barco “Costa Luminosa” que salió de Fort Lauderdale (EE.UU.) hace casi 15 días y que llegó esta mañana y ha zarpado ya.

La gobernadora pidió que se evite la “ansiedad” y la “histeria” a raíz de este caso e insistió en que en cuanto se sepa el resultado de la misma se comunicará a la población.

Hoy por hoy, insistió, “no tenemos ningún caso con COVID-19”.

El barco llevaba 2.500 personas a bordo y se estima que alrededor del 40 por ciento de los viajeros se bajó de la embarcación para visitar San Juan.

La gobernadora dijo que a partir de ahora cualquier barco que llegue a los puertos de Puerto Rico tiene que notificar antes de entrar a la bahía si tiene alguna persona enferma con síntomas del COVID-19 a bordo.

“El que no lo notifique, no podrá entrar”, advirtió, tras señalar que no se había avisado de este caso ya que la persona tenía síntomas de una neumonía.

La gobernadora tras conocerse el caso convocó al Grupo de Trabajo sobre el coronavirus.

La semana pasada la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico aprobó cinco millones de dólares del Fondo de Emergencia para medidas contra la enfermedad.