Venezuela ocupa el primer lugar en casos de paludismo en la región

De acuerdo con la Sociedad Venezolana de Salud Pública, basada en informes de la OMS, entre 2018 y 2020, Venezuela ocupa el primer lugar en casos de paludismo en la región.
Pese a que la agencia de noticias AFP quiso actualizar estos datos solicitando al Ministerio de Salud venezolano, este prefirió no responder.
Vale mencionar que Venezuela no publica cifras oficiales desde 2016, cuando reportó poco más de 240 mil casos, 76,6 % más que el año anterior.
Según ese compendio, hubo más de 400.000 casos en 2019, más de la mitad de los contagios sumados por Brasil, Perú y Colombia juntos.
Este mal, que castigó a Venezuela hasta entrado el siglo XIX, había quedado restringido a recónditas zonas selváticas gracias a una política sanitaria liderada por el médico venezolano Arnoldo Gabaldón.
José Félix Oletta, ministro de Salud entre 1997 y 1999, alertó que la malaria «se ha mudado de la selva a las ciudades» por el «abandono» de programas antimaláricos en los últimos 20 años.
«Esto ha permitido el retorno de uno de los jinetes del Apocalipsis de la salud Venezuela», dice Oletta, alertando que el paludismo es «un problema de Estado» que ha sido «subestimado».
Muchos pacientes, destaca vienen de las regiones mineras del sur, un epicentro de la enfermedad, donde se ha expandido la minería ilegal.
Para no perder de vista este mal, la OMS conmemora cada 25 de abril el Día Mundial del Paludismo.