Visitas al médico disminuyen durante la cuarentena

Con la llegada de la pandemia, los confinamientos, las restricciones y la crisis económica muchas personas dejaron de ir a sus citas médicas de rutina, sea por miedo o falta de dinero, lo que llevó a muchos a automedicarse sin supervisión.

Visitas al ginecólogo, dentista y otras especialidades se volvieron un dolor de cabeza para los pacientes, ya que el temor al contagio con la Covid-19 y el bajo presupuesto es mayor que las ganas de ir, lo cual podría traer en un futuro problemas de salud.

Para Carmen Hernández ir al ginecólogo por un chequeo anual, se convirtió en todo una odisea. «Antes de ir lo pensé mucho, me compre mascarillas especiales, protector facial, el miedo era fuerte», expresó Hernández, quien es docente de la ciudad marabina.

«Ya al estar con el médico me sentí un poco más segura. Él me recomendó bañarme inmediatamente al llegar a casa», añadió.

El confinamiento y los mensajes de quedarse en casa aumentaron el miedo de las personas como Hernández, quienes propusieron sus citas médicas.

Pero cabe recordar que el retraso de no acudir al especialista o urgencias durante la pandemia puede acarrear un empeoramiento de la salud de personas con patologías de todo tipo, ya que impide un diagnóstico temprano y tratamiento apropiado.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD

Por ello, quienes llevan posponiendo su ida al médico por miedo deben saber que existen recomendaciones que pueden aplicar al momento de la visita.

  • El uso del tapaboca es lo primordial.
  • Lávate las manos seguidas o usa un desinfectante para manos con 60 % de alcohol antes o después de tocar cualquier superficie.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca mientras estés en la calle.
  • Mantén una distancia prudencial.
  • Evita los sitios donde haya aglomeración de personas.
  • Ve a tu cita a la hora que el médico te diga, ni antes ni después, para no generar tumultos.
  • Al llegar del centro hospitalario báñate y aparta la ropa con la que fuiste.

CRISIS ECONÓMICA

Por su parte, el odontólogo Roberto Vazquez expresó que sus consultas disminuyeron notablemente durante la pandemia. «Solo entre un 30% a 50% asisten  sus consultas. Más que el miedo, por la falta de presupuesto, debido a la crisis económica que afecta a las personas durante la cuarentena», expresó Vazquesz.

Con la llegada de la pandemia, muchas personas quedaron sin ahorros y el dinero solo les alcanza para comer, lo que deja la salud de segundo plano. Además, muchos optan por automedicarse al sentir alguna molestia o malestar, lo que puede generar malestares a futuro, incluso poner la vida en riesgo.