Tras haberla mordido una serpiente e inyectarle orine de venado como supuesto antídoto se encuentra grave niña de 11 años; además se le tuvo que amputar una pierna

En la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI del Hospital de Coro, estado Falcón, se encuentra una niña de 11 años de edad, mordida por una serpiente Rabo Amarillo,  a quien un brujo le hizo dos torniquetes y le inyectó orine de venado para supuestamente, contrarrestar el veneno.

Esta situación y la aplicación tardía de los sueros antiofídicos, agravaron la condición de la pequeña por que los médicos tuvueron que amputar la pierna donde la mordió la culebra, el viernes.

El hecho ocurrió el pasado miércoles,  la niña Arianis Martínez Jiménez, la mordió la serpiente cuando jugaba con su hermanita en el patio de la casa donde viven ubicada en el sector Jacura del municipio Falcón.

Al ingresar al hospital los médicos le solicitaron a los familiares el antídoto, en vista que el centro de salud no cuenta con ellos, los padres buscaron «hasta debajo de las piedras» y no lo consiguieron. Hicieron contacto con el mayor Luis Contreras de Bomberos Inea, experto en serpientes, pero no contaba con los sueros antiofidicos.
Los padres siguieron la búsqueda hasta encontrar el antídoto, pero luego de seis horas de la mordida, es tardía su aplicación y puede causar daños irreversibles y la muerte de los afectados.

Informó Contreras que es contraproducente aplicar un torniquete en la parte mordida por una serpiente y mucho más grave, inyectar orine de venado a la víctima, situación que agravó el cuadro clínico de la niña. Respecto a esto Contreras hizo un llamado a las autoridades y al Fiscal General de la República para que se investigue este caso y envie a los responsables de esta acción a la cárcel, unos supuestos brujos en vista que han comprometido la vida de esta niña.