Audiencia Nacional detiene nuevamente la extradición del «Pollo»

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha acordado paralizar nuevamente la extradición del ex jefe de la Inteligencia venezolana Hugo ‘El Pollo’ Carvajal después de haber recibido notificación por parte de la Oficina de Asilo dependiente del Ministerio del Interior de que ha vuelto a solicitar asilo a España.

Tal y como avanza ABC y ha podido confirmar en fuentes jurídicas Europa Press, la Sección Tercera ha lanzado una nueva providencia este mismo martes en la que señala que ha recibido «dos correos electrónicos» de esa oficina con fecha de 17 de diciembre y que tienen relación con la última solicitud de ‘El Pollo’ de protección internacional. Por ello, la Sala acuerda «estar a la espera de la resolución administrativa correspondiente».

Las fuentes consultadas indican que además el general estaría aun pendiente de que Interior responda al recurso de revisión que presentó después de que le denegaran la primera petición de asilo. Esta sería la tercera vez que se paraliza su entrega a EEUU, que reclama su extradición por presuntos delitos de tráfico de drogas y armas.

Fue a principios de mes cuando esta misma sección rechazó el recurso de súplica presentado por la defensa de Carvajal y ratificaba así que las garantías prestadas por Estados Unidos son suficientes para proceder a su entrega.

En ese auto, los magistrados de la Sección presidida por Alfonso Guevara apuntaban que las alegaciones de la defensa de Carvajal –que aseguró que las garantías no eran suficientes– «no desvirtúan el razonamiento del Tribunal en base al cual se declara suficiente la garantía que, a través de su Embajada, prestan las autoridades de los Estados Unidos de América».

El que fuera jefe de Contrainteligencia Militar con Hugo Chávez y Nicolás Maduro está perseguido en Washington por hechos que se produjeron entre 1999 y 2019, cuando habría pertenecido al llamado ‘Cártel de los Soles’, una organización criminal supuestamente gestionada por cargos ‘chavistas’ que, con la presunta colaboración de las FARC y otros grupos armados, habría introducido grandes cantidades de droga en Estados Unidos

En este contexto, la Sala recordaba que el país norteamericano prestó un compromiso que se considera «suficiente en orden a evitar que la cadena perpetua sea una pena inhumana, desde el momento en que por vía de recurso o por vía de medida de gracia no es ‘indefectiblemente de por vida’». «Esto es, no contraria a la finalidad de reinserción proclamada por nuestra Constitución», añaden.

La Sala explicaba que «la garantía diplomática es de obligado cumplimiento» y que corresponde única y exclusivamente al Gobierno y a los organismos internacionales sancionar cualquier falta de compromiso dado entre ambos estados.

Agencia